Ingresos pasivos: la gallina de los huevos de oro

Ya que en la pasada entrada explicamos brevemente lo que eran los ingresos pasivos, hoy profundizaremos en este tema tan interesante y necesario para quien quiere llegar a dejar de trabajar.

Cuando se dice: querer dejar de trabajar, parece una frase propia de alguien que es un holgazán (al menos así pensaba yo hace un par de años), pero no es así.  Querer dejar de trabajar significa querer vivir. Vivir como merecemos.
Es obvio que necesitamos dinero para sobrevivir pero… ¿por qué utilizar las manos? ¿por qué invertir tantas horas del día? ¿No sería mejor utilizar un poquito más nuestra mente para buscar una manera de ganar dinero invirtiendo el menor tiempo posible?
No estoy hablando tampoco de sistemas milagrosos que anuncian en muchas webs de hacer dinero rápidamente. La mayoría son estafas.
Hacer dinero sin trabajar requiere concentración, imaginación, creatividad, continuidad, voluntad, honestidad, sacrificio y sobretodo paciencia.
Si nos empeñamos, la mayoría de nosotros podemos encontrar alguna forma de ganar dinero para salirse de la rutina laboral. Algunos les costará más, otros menos. Depende de en qué situación económica te encuentres. Y tampoco esperes dejar de trabajar de un día para otro. Puede llevar tiempo, por eso digo lo de la paciencia.

Hay diferentes formas de conseguir ingresos pasivos (recordad que es aquella en la que no requiere tu constante presencia), e intentaré enumerar las más conocidas, pero recuerda que tú puedes encontrar tu propio ingreso pasivo:

1) Alquilar inmuebles. Tener una vivienda, local o parquing es una de las maneras más conocidas de conseguir un ingreso mensual fijo. Este modo de ingreso requiere tener bastante dinero de entrada, o muchísima habilidad para negociar con los bancos (a parte de tener una nómina atractiva para mostrarles). Recomiendo un curso sobre inmuebles en: www.laescueladeinversion.com y leer a Robert Kiyosaki (autor de Padre Rico, Padre Pobre).
2) Invertir en Bolsa. No proporciona un ingreso fijo porque conlleva cierto riesgo. Antes de entrar en este mundo es preferible informarse y seguir algún método. Hoy en día se han puesto muy de moda los sistemas automáticos (me han hablado bien pero aún tengo que investigar por mi cuenta), aunque también recomiendo hacer un curso de todo un crack en el mercado de valores: www.tortugashispanicas.com
3) Negocios online. Hoy en día, no es necesario abrir un negocio físico para tener algún ingreso. Son muy costosos y requiere de muchisimos permisos. Internet te permite hacer negocios en casi cualquier sector de una forma sencilla, rápida y económica. Puede que tengas que probar varios negocios antes de encontrar el adecuado, pero paciencia… detrás de cualquier obstáculo puede estar la meta. No hace falta que produzcas el producto tu. Tan solo es necesario encontrar un buen producto y venderlo. Ser el intermediario. Menos quebraderos de cabeza. Recomiendo leer: La semana laboral de 4 horas  de Timothy Ferriss
4) Formación online. Existen cantidad de temas interesantes que la gente busca para informarse (cómo perder peso, cómo ahorrar dinero, cómo ser feliz, estudiar idiomas, aprender a bailar, técnicas para hablar en público, consejos para maquillarse, saber hacer ejercicio, saber relajarse, etc), seguro que tu sabes bastante de algún tema que le puede interesar a mucha gente. Y si no, aprendes tu antes y luego lo enseñas a tu manera. Se pueden crear manuales escritos, audio clases, videos didácticos, etc. Lo importante es que los haces solamente una vez, y luego los vendes a muchos clientes.
5) Programas de afiliados. Se recomienda tener una web o blog sobre un tema en concreto, y tenerlo bien actualizado. Con atractivas noticias y consejos para que, cuando tengas muchas visitas, puedas redirigir desde tu página a tus seguidores hacia webs de compras sobre el tema concreto. Antes, tenemos que afiliarnos a estas webs para que nos den una comisión por cada venta realizada. Si pones «programa de afiliados» en Google, podrás ver un montón de información al respecto.
6) Royalties. Si eres un creador, artista, músico, cineasta, escritor, informático… puedes crear tu videojuego, programa informático, canción, película, libro, para patentarlos y ganar algún dinero por su utilización. Es importante que luego lo muevas para que alguien lo distribuya al por mayor. Puedes hacerlo tu desde tu web pero sería más lento. Sé que no es algo fácil pero… ¿quién ha dicho que nada sea fácil?
7) Márketing multinivel. Es un sistema basado en las recomendaciones y se puede hacer con cualquier producto. Muchas empresas ofrecen este sistema para que gente normal, sin local, sin despacho, sin negocio físico, sin ni siquiera web, puedan recomendar a sus amigos los productos que estas venden y así conseguir comisiones. Pero la cosa no termina aquí. Poco a poco se va formando una red de «recomendadores» donde tu vas cobrando comisiones de las recomendaciones de tus recomendados. Sé que puede recordar al polémico sistema piramidal, pero nada más lejos. Más información en un libro recomendadísimo en general: El código del dinero de Raimon Samsó.
8) Franquícias. También requiere de más inversión inicial, pero aquel que ya dispone de algún negocio interesante y original, puede mirar de patentar su marca y estilo para exportar su idea y que otras personas adapten sus negocios bajo una misma imagen y marca. Requiere grandes dosis de negociador y empresario. Existen varias revistas especializadas sobre el tema en tu quiosco.
Bien, ya os he dado algunas pistas para ir creando vuestra fuente de ingresos pasivos. Lo importante ante todo, es tener verdaderas ganas de cambiar tu forma de vivir.
¿Quieres trabajar toda la vida hasta que te jubiles sin saber si nos tocará jubilación?
¿Quieres trabajar de 8 a 10 horas diarias, 5 días a la semana, para recibir un sueldo seguro a fin de mes?
¿Quieres seguir hipotecando tu apreciado e irrecuperable tiempo para sólo disponer de los fines de semana y 30 días de vacaciones al año?
Si es que sí, este blog no te interesa para nada.
Si es que no, nos vemos en el siguiente artículo.

Leiste este post gracias a El viajero financiero
http://viajerofinanciero.blogspot.com/2011/04/ingresos-pasivos-la-gallina-de-los.html