Archivo de la etiqueta: Análisis

Análisis Viscofan (revisado y actualizado)

Lee este interesante texto acerca de Análisis Viscofan (revisado y actualizado), escrito por Economia y Finanzas

La actividad funda del Grupo Viscofan es la fabricación y comercialización de tripas artificales de celulósica, colágeno, fibrosa y plásticos para productos cárnicos, mercado en el que Viscofan es el líder mundial con una cuota de mercado del 26%.

Ir a la Noticia Completa Aqui:
Análisis Viscofan (revisado y actualizado)

El contenido de esta entrada es gracias al autor de Economia y Finanzas

http://economia-y-finanzas.zonales.co/analisis-viscofan-revisado-y-actualizado/

Los distintos tipos de gráficos en el Análisis Técnico

El análisiscnico se realiza sobre 4 tipos de gráfico básicos. Gráfico lineal, gráfico de barras, gráfico de velas y gráfico de puntos y figuras.

Recordemos brevemente las variables más importantes para el análisiscnico

Precio: El o los precios a los cuales se negocia la acción en cada momento.  Hay precio de cierre, precio de apertura, precio máximo y precio mínimo.

Volumen: La cantidad de contratos que se han ejecutado durante un período determinado, se representa siempre como una barra vertical debajo de la gráfica del precio.

Interés abierto: Indica el número de órdenes que están abiertas y listas para ser ejecutadas, da una idea del interés que hay en negociar una acción determinada.

Veamos ahora los 4 tipos de gráfico donde realizaremos el análisiscnico. Usaremos en este ejemplo la cotización de Apple para los últimos 5 días de Octubre 2011

Gráfico lineal

El gráfico lineal es el más básico de todos los gráficos y es el que usualmente se utiliza para mostrar el desarrollo de una acción en los numerosos portales web y servicios financieros.  Este gráfico sólo presenta los precios de cierre de cada período unidos por una línea.

El gráfico lineal no permite extraer mayor información que aquella que muestra la línea contínua como probable tendencia.

Gráfico de Barras

El gráfico de barras es un poco más útil, ya que en vez de los precios de cierre de cada período, muestra una barra que indica la variación del precio durante ese período y junto a la barra, con una pequeña marca horizontal, el precio de cierre correspondiente.  Hay dos tipos de gráficos de barras. El HLC que muestra el precio de cierre y el OHLC que muestra tanto el precio de cierre como el precio de apertura.

La línea horizontal que sobresale hacia la izquierda es el precio de apertura. La línea horizontal que sobresale hacia la derecha es el precio de cierre. La ventaja del gráfico OHLC es que permite ver si durante el día la acción subió o bajó con respecto a su precio de apertura.

Gráfico de Velas

El gráfico de velas es probablemente el más utilizado para análisiscnico. Su ventaja principal es que permite ver que tan profundos son los movimientos de la acción observando lo largo del cuerpo de la vela. Para las velas rojas o negras, esto permite ver qué tan profunda fue la caída de precio, para las velas verdes o blancas, permite observar qué tanto subió el precio en ese momento.

El tamaño de la vela es también importante. Una vela con cuerpo pequeño indica que la oferta y la demanda están cercanas al equilibrio.   Una vela con cuerpo prolongado indica la fuerza con que la oferta le gana a la demanda o viceversa.

Gráfico de Puntos y Figuras

El gráfico de puntos y figuras no es tan conocido como los anteriores y su uso no está tan expandido.  Se trata de un gráfico que permite ver la tendencia de la acción sin necesidad de observar el período de tiempo en el cual se desarrolla.  Su principal ventaja es la atemporalidad.

En él se dibuja la figura X cada vez que la acción suba un número de puntos determinados o se dibuja la figura O cada vez que la acción baje ese mismo número de puntos. Esto sin importar cuánto tiempo dure en hacerlo.

Por ejemplo, si se fija el intervalo a 4 dólares.  Cada vez que la acción suba 4 dólares más se dibujará una X en la misma columna, pero cuando la acción baje 4 dólares se dibujará una O en la siguiente columna y si vuelve a bajar 4 dólares más otra O por debajo y así hasta que vuelva a subir por lo mínimo 4 dólares más.

Su principal ventaja es poder ver en una sola columna una tendencia definida y poder detectar un cambio de tendencia cuando haya un cambio de columna en el gráfico

Un recurso muy útil para familiarizarse con los distintos gráficos y sus numerosas opciones es http://stockcharts.com/

Volumen de una acción – Análisis Técnico

El volumen es el número de acciones que se negocian cada día.  Se estila vigilar este valor para detectar variaciones fuera de lo común. De este modo se pueden confirmar las tendencias o confirmar los puntos de quiebre.

Por ejemplo, si en un día la dirección del precio se revierte grandemente, digamos un 8% al contrario de la tendencia actual, el volumen puede ser un buen indicador si la tendencia ha llegado a su fin. Si el volumen ese día es más alto que el promedio que normalmente se negocia, puede ser indicativo de que algo más está pasando y la tendencia pueda romperse.  Pero si el volumen se mantiene igual o incluso por debajo, no hay por qué pensar que la tendencia se ha acabado.

El volumen también puede ayudar a confirmar patrones de gráficos que veremos más adelante e, igualmente, puede ayudar a detectar un próximo movimiento volátil en la acción.

Soportes y resistencias en el Análisis Técnico

La parte más activa del análisis técnico es la que se refiere a los soportes y resistencias.  Cada día se tratan de descubrir más y más soportes y resistencias en cada cotización a manera de garantizar un punto seguro donde la acción rebote y donde se pueda tomar ventaja entrando o saliendo de la posición.

 

Los soportes y las resistencias suceden por ley de mercado.  Se trata de pura ley de oferta y demanda.  En esos puntos donde los compradores piensen que la acción está económica, se formará un soporte.  En esos puntos donde los compradores ya no quieran comprar por lo costoso de la acción se formará una resistencia.

Debido a que se trata de un efecto de psicología de mercado, vera que es natural que se formen soportes y resistencias cercanos a los números redondos.  10, 50, 70, 100, etc.

En la gráfica mostrada podemos ver cómo la cotización en la bolsa de la compañía Apple, posee un soporte claro en 350, valor por debajo del cual se esperaría haya poca probabilidad de que el precio llegue.

Las tendencias en el análisis técnico

Las tendencias son, probablemente, el factor más importante del Análisis Técnico. Las tendencias indican la dirección general hacia donde se mueve la acción durante un tiempo determinado, lo que permite poder tomar posición durante la vigencia de la tendencia.

Observe el gráfico siguiente:

Se trata de la cotización de la compañía APPLE (AAPL) desde Junio hastas Octubre de 2011. Se puede observar cómo, a pesar de las variaciones hacia el alza y hacia la baja cada mes, hay una tendencia al alza contínua mes tras mes.

Las tendencias son bastante difíciles de detectar en sus momentos tempranos y prácticamente en ninguna ocasión son totalmente lineales. Siempre tendrá picos y valles. Si estos picos y valles cada vez son más altos, entonces tendremos una tendencia al alza. Si los picos y valles son cada vez más bajos, entonces la tendencia es a la baja.

De igual manera se entiende que si la cotización se mantiene estable en el tiempo o baja y sube en igual proporción, entonces posee una tendencia lineal u horizontal.

Cómo aprovechar las tendencias

Para poder aprovechar las tendencias es necesario definir parámetros claros de medición, de tal modo de poder hacer seguimiento contínuo a la acción y cuando estos parámetros indiquen que la tendencia se está acabando, tomar acción para salir de la posición.

Veremos más adelante los parámetros básicos para hacerle seguimiento a una tendencia

Análisis Transaccional para la resolución de conflictos

conflicto2

Los inevitables conflictos

Si tuviéramos que enmarcar la situación, diríamos que pueden aflorar conflictos interpersonales y al mismo tiempo intragrupales. Las posturas de los miembros se contraponen, lo que puede desbocar en una posición defensiva. En algunos casos el niño se defiende con palabras de etapas anteriores como “no me importa”, “hazlo tu”, y otras, a lo que el directivo puede responder haciendo uso del poder que le está encomendado.
Los conflictos interpersonales representan un grave problema porque realmente afectan profundamente las emociones del individuo. Existe una necesidad de proteger la autoimagen de un posible daño provocado por los demás. Las relaciones pueden estar en riesgo y deteriorarse. Algunas veces los temperamentos entre dos personas pueden chocar.

Analizando de manera más profunda el asunto, vemos que en este caso pueden darse conflictos en un orden psicológico e implicar necesidades diferentes entre las partes, así como desigualdad de poder y de pertenencia. Pueden tener relación con los valores de las personas y con su nivel de información sobre el asunto que defienden. Por esto debemos analizar cada una de las posiciones, intereses y necesidades. El conflicto se convierte entonces en un proceso interaccional que cuenta con una situación de inicio, desarrollo y fin en el que interviene un momento crítico.

Vemos que el conflicto se agrava cuando la cantidad de involucrados aumenta y cuando estos últimos están influenciados. Es un proceso antagónico y complejo según la cantidad de personas que intervienen, por la urgencia de resolución y por el tiempo que disponemos para solucionarlo. Pero además, este proceso es co/construido por las partes. Es decir, las dos personas (niño-padre) construyen el problema. Tienen una responsabilidad compartida así como su solución a partir de los diferentes estilos de manejo y resolución de conflictos. Podemos considerar en este caso al conflicto como una variable dependiente y al desarrollo de las contradicciones que se dan en la transacción y sus consecuentes diferencias como variable independiente.

El conflicto en esta relación no es el proceso mismo, sino todas las diferencias. Genera cambios y es sustancial en el ámbito empresarial. Para analizarlo el tiempo es un factor fundamental por considerar. Cuando el proceso del conflicto es largo, hay posibilidades de analizarlo con más calma, pero cuando es corto se amontonan los acontecimientos y se torna más desdibujado.

Los conflictos emocionales que se dan en esta transacción y las barreras de comunicación de este mismo tipo afectan el buen funcionamiento de la empresa. Las barreras comunicativas de tipo emocional provocan un distanciamiento psicológico entre las personas, mientras que el conflicto emocional hace que las personas perciban a sus contrarios como entes que afectan o están a punto de afectar su integridad emocional. Los conflictos de decisión están dados también en el caso del uso del poder del directivo, quien percibe como amenazante su medio e invadida su autoridad. La percepción del poder a adquiere otro matiz de respuesta y el supervisor entrara en un conflicto de decisión.

La transacción entre los líderes que siempre ocurre de padre a niño, no siempre marca un resultado negativo en el plano de las relaciones laborales, pero hay que señalar que cuando el empleado se acostumbra a un estado del Yo niño en sus transacciones, no madura, ni tampoco aprende a aportar ideas, lo cual no permite facilitar la toma de decisiones en la organización. El concepto de transacción pone de alguna manera a relieve la responsabilidad que existe en ambas partes en la interacción, según como inicien o como respondan empleados y directivos.

El conflicto comienza con la reacción de los empleados a las decisiones del empleador y los estilos de resolución de los mismos depende en gran medida del momento, las circunstancias y del contenido que encierra en sí el conflicto, es decir, su esencia. Los conflictos en las transacciones padre-niño pueden tener su base en una gran variedad de elementos, como el cambio organizacional, diferentes esquemas de valores de las personas, percepciones y puntos de vista opuestos, que favorecen otras variedades como: los conflictos interpersonales, intragrupales, intergrupales y organizacionales o institucionales.

Resolución de conflictos

La postura del padre llega a la solución de conflictos mediante el empleo del temor o la amenaza de castigo en el ejercicio del poder. La diferencia de status en este caso crea una barrera comunicativa y al mismo tiempo ofrece una fuente en sí misma de conflicto por el uso del poder. La postura del niño es de evasión y responde flexiblemente a los conflictos. Pertenecen al grupo de los “yes people”.

En el caso del adulto, se buscan soluciones certeras para resolver y evitar conflictos innecesarios o genuinos. Se considera que esto es la manera más factible de transar. Tratando de comunicarnos de forma abierta como lo hace el adulto, es la mejor manera de ser asertivos y de llegar a los demás. Si queremos serlo:

– Debemos describir la conducta que nos produce desagrado. Más que enjuiciarla, se trata de exponerla tal cual es.
– Debemos expresar nuestros sentimientos para que podamos comunicarnos de una forma más implicada. Esto demuestra el compromiso con lo que estamos diciendo.
– Debemos crear empatía para que la otra persona sepa que tenemos la intención de entenderla desde su punto de vista.
– Debemos tratar de negociar el cambio. En este punto mostramos lo que queremos cambiar de la otra persona.
– Debemos explicar las consecuencias del cambio.

La transacción de adulto-adulto demuestra la aceptación de sí mismo y de los demás, las otras posiciones son menos maduras. Lo importante es que esta postura puede aprenderse y con ello aprender también a manejar los conflictos. Por eso debemos tratar de trabajar en ese sentido.

Análisis Transaccional para negociar con éxito

negociar_0711

Estilo de negociación del directivo según la personalidad y estilo de dirección

Si atendemos a los estudios sobre la personalidad y sus estados del YO, sabemos que toda persona tiene tres estados del Yo (Padre, Adulto y Niño) y según el estado que opere generalmente en un determinado momento, la conducta de la persona será diferente.

A menudo pensamos que un negociador, ante cualquier tipo de negociación, ha de actuar generalmente desde su estado Adulto, esto no quiere decir que sea un negociador frío y calculador sino que integra los tres estados considerando sus creencias, emociones y pensamientos. Muchas veces emitirá normas o juicios en determinadas negociaciones y otras una sonrisa amistosa o un cálido reconocimiento de su trabajo a las partes que intervienen en la negociación.

Ahora bien, si la energía de la personalidad está más fijada en un estado del Yo que en otro, las conductas son estereotipadas, la actuación es típica, característica, y denota un cierto estilo de actuación en las negociaciones que tiene relación directa con el estilo de dirección del directivo.

Según el estado de la personalidad operante y basándonos en los estudios de Muriel James se puede establecer una relación entre estado de personalidad, estilo de dirección y estilo negociador.

Los estilos negociadores según el tipo de negociación (colaborativa o competitiva) y estilo de dirección se ajustan a unas formas típicas de comportamiento del directivo. Son por tanto arquetipos de funcionamiento en los que raramente una persona puede encajar de forma íntegra, no obstante son útiles, porque nos permiten acercarnos a la realidad de una forma sencilla.

No hay estados ?buenos? o ?malos?, mejores o peores, sin embargo la conducta puede ser positiva, constructiva, que fomente la cooperación y las relaciones interpersonales armoniosas; estilo de negociador colaborativo. O , por el contrario, la actuación desde un estado cualquiera puede resultar negativa causando conflictos de comunicación y relación; estilo de negociador competitivo.

Un buen negociador debe saber manejar todos los estilos del Yo, adaptándose a cada situación, interlocutor y momento.

Podemos hablar de distintos negociadores según su estilo directivo y su estado del Yo predominante.

Negociador Crítico:

Negociadores enfocados a la acción, lo que les interesa es que la otra parte actúe de acuerdo a los principios que él imponga, pretenden tener la razón y que se llegue a un acuerdo aceptando la otra parte la alternativa que éstos proponen.

El Negociador Crítico Colaborativo. Se centra en lo importante del tema a tratar, exige exactitud de cumplimiento de los temas tratados. Busca suficiente información antes de tomar decisiones. Su comportamiento transmite seguridad a la otra parte. Les gusta tratar negociaciones difíciles. Se centran en lo importante y van directos al grano. Aceptan flecos (variables de poco valor para ambas partes) en la negociaciones ya que lo consideran cosas triviales, lo importante para ellos es llegar a acuerdos en las variables a dosificar (tema principal de la negociación). Son estrictos con el proceso negociado, les gusta ir paso a paso pero sin perder el tiempo.

El Negociador Crítico Competitivo. Negocia con prejuicios, menosprecia a la otra parte. Una de sus características fundamentales es el ser muy autoritario, sus decisiones son inflexibles. En las negociaciones lo que él dice es la mejor solución. Sus manifestaciones tienden a destruir la autoestima de los demás. No aceptan puntos de vista innovadores ya que para él si una solución siempre ha sido buena por qué cambiarla. No escuchan a la otra parte, siempre piensa que él es el que más sabe del tema tratado.

Negociador Paternal:

Negociadores que les interesa que se cumplan los pactos y que se actúe de acuerdo con las soluciones que él impone. Se basa en comportamientos de tipo afectivo. Su manera de solucionar las negociaciones en vez de ser impositiva las reviste como si fuesen unas propuestas.

El Negociador Paternal Colaborativo: Apoya, asesora a la otra parte indicándole cómo tiene que hacer las cosas, sabe escuchar y le gusta crear un clima de cordialidad. Estimula a la otra parte para llegar a un acuerdo satisfactorio. Busca en ella que desarrolle su potencial máximo como negociador y se siente a gusto si también gana sus intereses. Sabe escuchar y constantemente está dando feeback. Hace que la otra parte se sienta comprendida y motivada para llegar a un acuerdo.

El Negociador Paternal Competitivo: Impide que la otra parte desarrolle todas sus cualidades como negociador. Insiste en que las cosas se hagan a su modo. Favorece actitudes de dependencia, que la otra parte se sienta guiada por él en el transcurso de la negociación.

Negociador Calculador:

Su comportamiento va dirigido a la consecución de los objetivos previamente fijados. Se basa en acuerdos razonados: calcula constantemente, suma y resta, multiplica y divide productos, números y personas.

Negociador Calculador Colaborativo: Le gusta ser flexible, le da igual que el acuerdo se alcance de una u otra forma, lo que quiere es llegar a un acuerdo. Es frío a la hora de tomar una decisión y sopesa minuciosamente los pros y contras del posible acuerdo. Valora la relación personal y el factor humano de las partes que negocian, le gusta crear un clima de confianza. Expresa sus argumentos con claridad, no se repite, no facilita información nada más que la necesaria. Le gusta definir claramente los objetivos de la negociación. Su eficacia y capacidad para llegar a acuerdos les hace ser muy valiosos como negociadores.

Negociador Calculador Competitivo: Centra la negociación en datos económicos y materiales olvidando el factor humano de la relación entre las partes. Es frío, carente de cualquier afecto o simpatía. Para él en las negociaciones no se tratan aspectos personales.

Negociador Complaciente:

Negociadores que les gusta complacer a las partes, evitan el enfrentamiento. Favorecen la relacionan personal teniendo ésta un gran peso a la hora de llegar a un acuerdo.

El Negociador Complaciente Colaborativo: Consciente de que cualquier negociación requiere de un proceso y unas fases que hay que cumplir. Tiene mucha paciencia y se desenvuelve muy bien en negociaciones complicadas. Le gusta ser amable, cortés y considerado con la otra parte.

El Negociador Complaciente Competitivo: Rechaza entrar a tratar temas complicados, no le gusta enfrentarse a la realidad de los problemas. Los acuerdos a los que suele llegar son parciales o superficiales dando un resultado a corto plazo y teniendo que volver a negociar el mismo tema al cabo de un breve plazo de tiempo. No es partidario de soluciones innovadoras por temor a lo que pueda suceder al no conocerse el resultado posible con certeza. Normalmente da largas cuando se le plantea tratar temas difíciles.

Negociador Peleón:

Negociadores exigentes con los temas a tratar, a veces agresivos y desafiantes.

Negociador Peleón Colaborativo: Fiel a la parte que representa la defiende por encima de todo frente a posibles competidores. Busca el éxito y le gusta enfrentarse a negociaciones complicadas. Respeta las reglas del juego y no utiliza tácticas negociadoras que manipulen a la otra parte. Le gusta compartir la información con la otra parte para así, llegar al mejor acuerdo posible.

Negociador Peleón Competitivo: Busca el éxito en las negociaciones y si es necesario utiliza tácticas negociadoras que manipulen a la otra parte. Son hostiles y agresivos, muy competitivos. Buscan el ganar a toda costa, se sienten a gusto consiguiendo acuerdos ganar ? perder.

Negociador imaginativo:

Se caracteriza por su actitud emocional, cambiante y creativa.

Negociador Imaginativo Colaborativo. Suelen ser espontáneos y creativos. En las negociaciones suelen manifestar abiertamente lo que opinan o sienten sobre el tema tratado. Innovan y buscan nuevas soluciones para cualquier negociación, se trate del tema que se trate. Son buenos negociadores para acuerdos ganar- ganar.

Negociador Imaginativo Competitivo. Se cierra en su idea y le cuesta que la otra parte la comprenda y acepte, esto hace que se sienta incómoda la otra parte en el transcurso de la negociación. No le gusta tratar flecos en la negociación, los considera cosas sin importancia. Una vez llegado a un acuerdo en los temas principales da por concluida la negociación.

La habilidad para reconocer qué estado del Yo está operando en un momento dado en el negociador, tanto de nosotros mismos, como los de la otra parte con la que nos estamos comunicando, es una destreza que resultará valiosa si queremos evitar que se rompa la comunicación y se llegue a un acuerdo satisfactorio para ambas partes

Hay que tener en cuenta que ningún estado del Yo es mejor. Un funcionamiento completo de la persona será aquel en el que se tiene acceso a todas las partes de la personalidad.

Según la definición de Adulto integrado de James y Jongeward, podemos decir que un buen negociador es el que tiene un sentido honesto y una confianza en los demás propia del negociador crítico colaborativo, al mismo tiempo que posee una inteligencia adecuada para resolver problemas y tomar decisiones propia del estilo negociador calculador colaborativo, y sabe expresar sus sentimientos y emociones tal y como los siente sin dañar a los demás, propia del negociador complaciente, peleón e imaginativo colaborativo. Adaptando estilos competitivos según las negociaciones que se estén llevando a cabo.