Archivo de la etiqueta: anzas

LO QUE DICE KIYOSAKI EN EL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, ¿SE PUEDE HACER?

Share

LO QUE DICE KIYOSAKI EN EL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, ¿SE PUEDE HACER?

LO QUE DICE KIYOSAKI EN EL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, ¿SE PUEDE HACER?

He notado que Kiyosaki menciona en varios de sus libros (inclusive en Padre Rico Padre Pobre) y en notas periodísticas, que muchas veces le dicen a él, esta frase: “lo que usted dice no se puede hacer aquí”, a lo cual él suele responder “No estoy de acuerdo”.

Analicemos un poco si es verdad o mentira que las técnicas de Kiyosaki no pueden aplicarse.

A mi modo de ver existen dos grupos de personas que dicen “lo que Kiyosaki dice, no se puede hacer”:

1- Quienes intentan sacar dinero utilizando esta frase como excusa

Ya van varias veces que me topo con páginas, libros y blogs que mencionan la frase: “lo que Kiyosaki dice, no se puede hacer aquí”, o “no se puede hacer en mi país”, pero también noté que muchas de las mismas personas que escriben eso, intentan vender un producto detrás de la frase.

Por ejemplo, puedes encontrar en algunas páginas lo siguiente:

“Lo que kiyasaki dice no se puede hacer aquí, pero si deseas aprender realmente cómo ganar dinero, te recomiendo este curso a $200 dólares…”.

En estos casos, está más que claro, que la frase es utilizada solo para polemizar y captar la atención de las personas. Es un argumento para vender y nada más. Pero existe otro grupo de personas que no intentan sacar dinero con la frase ni polemizar, que realmente creen que no se pueden aplicar las enseñanzas de Kiyosaki o las formas que utiliza para ganar dinero, y son las personas del grupo 2:

2- Personas que no ven la forma de aplicar las filosofías de Kiyosaki

Primeramente, creo que lo imposible casi no existe. La marca de indumentaria deportiva Adidas, lo dice mejor en su slogan: “Impossible is nothing” (nada es imposible).

El hombre pudo llegar a la luna, algo que en algún momento fue “imposible”, pero un grupo de personas pensó que era posible, trabajaron para lograrlo, y lo lograron. Las personas que decían que llegar a la luna era imposible, ¿estaban en lo cierto? Aunque parecía un hecho casi irreal, deberían haber tenido la humildad de decir “yo no sé cómo se podría llegar a la luna, pero quizás alguien pueda lograrlo”.

Creo que kiyosaki tiene mucha razón cuando expresa que no es que no se pueda, sino que hay personas que no saben cómo hacerlo. Por eso pienso que hay que tener mucha humildad para decir “yo aún no sé como aplicar esta técnica para lograrlo” antes que decir “esto es imposible, no se puede”.

Al decir “es imposible”, la propia persona se está poniendo una barrera mental, y no buscará formas para lograr alcanzar la meta, porque realmente piensa que es imposible. En cambio si reconoces: “yo no sé bien cómo lograrlo aún”, puedes intentar buscar nuevas formas para hacerlo. Es mucho mejor decir “no sé cómo hacerlo, pero voy a buscar la forma de lograrlo“, porque esta actitud es una de las claves del éxito de Kiyosaki, buscar la forma de llegar a su meta por medio de alianzas, amistades, aprendizaje, y acción. A veces reconoce no ser un experto en ciertos temas, a lo que añade “pero conozco a alguien que sí lo es”. Él encuentra la forma de “que se pueda hacer”, aunque no sepa hoy cómo hacerlo, lo intenta hasta que lo logra, no dice “es imposible, no se puede hacer”.

Por ejemplo, Kiyosaki dice “se puede hacer dinero sin dinero“. Si crees que eso es imposible, no intentarás buscar la forma, pero si crees que se puede, dirás “qué bueno que alguien abrió mis ojos a esta nueva oportunidad, aún no sé cómo hacerlo, pero voy a buscar la forma de hacerlo honestamente“. Entonces, con este pensamiento positivo puedes comenzar a prepararte para encontrar las maneras de llegar al objetivo.

Quiero contarte una historia para ejemplificar esto de “hacer dinero sin dinero”

Conozco tres personas que tenían un dilema, y sin darse cuenta, lo resolvieron formaron una “alianza estratégica” donde todos sacaron algo de provecho.

Luciano necesitaba una persona que le realizara un trabajo de carpintería, y Marcos, su amigo, se ofreció para ayudarlo. Al terminar el trabajo, Luciano quedó realmente satisfecho con los resultados, pero Marcos, por ser el amigo, no quería cobrarle.

Por lo tanto, Luciano y Marcos llegaron a este acuerdo:

El trabajo costaba 500 dólares aproximadamente. Marcos le pidió a Luciano que no le pagara, pero que a cambio le prestara 5.000 dólares durante un año. Luciano aceptó contento, ya que obtuvo un excelente trabajo gratis y además ayudaba a su amigo con un préstamo.

El trato de Marcos con Héctor:

A su vez, Marcos tenía un conocido, Héctor, que estaba a punto de sacar un préstamo por medio de un banco para adquirir una máquina que le generaría ganancias, porque la utilizaría en un emprendimiento. Héctor necesitaba esta máquina para expandir su negocio, estaba teniendo muy buenos pedidos y la máquina le ayudaría a producir más y a la vez bajar los costos de fabricación.

Marcos le financió el préstamo a Héctor para que adquiriera la máquina (con los 5.000 que le había prestado Luciano). Si Héctor lograba generar buenos ingresos con la máquina, compartiría la ganancia con Marcos por un año, y si el negocio no iba tan bien, Héctor solo debería devolverle el dinero prestado a Marcos y a su vez, Marcos se lo devolvería a Luciano.

Al adquirir la máquina, Héctor pudo acelerar el proceso de producción, lo cual le generó nuevos clientes. No solo que compartió las ganancias con Marcos, sino que le propuso nuevas alianzas, para adquirir más maquinaria. Claro, Marcos no tenía el dinero, pero conocía alguien que sí: Luciano.

Si analizamos un poco este caso, todos obtuvieron un gran beneficio prácticamente sin dinero, como es el caso de Marcos y Héctor, y Luciano sin hizo trabajar su dinero sin esfuerzo, invirtiendo luego en nuevos tratos con la empresa de Héctor y su nuevo socio: Marcos.

Creo que las oportunidades pasan a diario cerca de nosotros, pero no siempre las podemos ver. Si Marcos en vez de poner a trabajar su mente, hubiera dicho “no se puede hacer dinero sin dinero”, esta historia no hubiera tenido un fin exitoso y todos hubieran perdido dinero.

A mi forma de ver, la frase “no se puede hacer aquí” es un autolimitante que tienes que evitar. Las enseñanzas de Kiyosaki son aplicables, pero requieren de una personalidad emprendedora que se proponga buscar las formas de aplicarlas.

Si te ha gustado este artículo, suscríbite a este blog y deja tu opinión, es importante!

Mis saludos,
Martín Omar

Share


Lees este post gracias a LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE
Link: http://www.libropadrericopadrepobre.com/feed/

GRACIAS AL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, MI CASA COSTÓ UN 40% MENOS

Share

GRACIAS AL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, MI CASA COSTÓ UN 40% MENOS

GRACIAS AL LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE, MI CASA COSTÓ UN 40% MENOS

Las enseñanzas de Kiyosaki van mucho más allá de un negocio. Se hace más fácil entender su mensaje leyendo varios de sus libros, y aplicando lo aprendido. En cada uno de sus libros da a conocer un poco más de sus técnicas y filosofía, pero para centrarme específicamente en Padre rico padre pobre, las frases que más se repiten son: “inteligencia financiera”, “especialización financiera”, “el cuadrante del flujo del dinero”, “prepararse”, “salir de la carrera de la rata”, “activo y pasivo”, “flujo de efectivo”, “sacar ventajas de las figuras corporativas”, “aprender sobre leyes e impuestos”, etc. Pero una de estas palabras fue la clave para mí.

Recuerdo que lo primero que me produjo el libro Padre rico padre pobre se puede resumir tan solo en una de las palabras del listado que mencioné anteriormente, y es la palabra: “PREPARARSE”, creo que el libro terminó de despertar mi espíritu emprendedor y me dieron ganas de PREPARARME para entrar en acción. Asi que tomé una decisión, comenzar a aplicar los conceptos del libro Padre rico padre pobre a mi vida. Sin excusas.

Recién a sus 37 años Robert T. Kiyosaki construyó su primera empresa fabricando carteras de velcro para surfistas. ¿Qué crees que estuvo haciendo esos 37 años?: PREPARÁNDOSE.

Robert Kiyosaki se ocupó de su negocio (una compañía), luego se centró en los bienes raíces y como a él le gusta decir, “de postre” en las acciones. Pero parte de mi inteligencia financiera es entender que quizás mi negocio, mi centro y “mi postre”, no sean necesariamente los bienes raíces o  los rubros que se mencionan en Padre rico. Aunque igualmente (pensé), me vendría muy bien aplicar parte de lo aprendido a la hora de comprar mi vivienda. Y comencé.


EL COMIENZO

Mientras adquiría conocimientos sobre negocios e inversiones, me fui pagando a mi mismo mes a mes, eliminé los gastos sin sentido y comencé a ahorrar lo que sería la base para adquirir mi hogar.

Aunque no contaba con mucho dinero, comencé a ver precios de propiedades. Cada 15 días miraba una revista de bienes raíces que se distribuía gratis y evaluaba cada tanto si los precios subían o bajaban. Con menos de la mitad del dinero total y cero experiencia en propiedades comencé a consultar a cuanto contacto relacionado con el tema podía conocer, buscaba ventajas para la compra.

Después de algunos meses de búsqueda llegué hasta una inmobiliaria que ofrecía departamentos en un edificio en construcción, lo que se llama entrar “en pozo”, es decir adquirir la propiedad antes de que esté terminada, lo que significaba un 15% menos de su valor y congelar el precio al valor del momento en el que se firmara el acuerdo.

Un familiar tenía un contacto con una persona que podía averiguarme si la empresa que construía el edificio era una empresa seria, si los últimos edificios construidos por esta empresa habían sido entregados en tiempo y forma. Y efectivamente, tanto la inmobiliaria como la constructora habían entregado a la perfección todas las viviendas anteriores, con un poco de retraso en el tiempo de entrega, pero esto no era algo que me preocupara (por el contrario, esto luego me otorgó una gran ventaja que más adelante voy a mencionar).

Hasta aquí la situación sonaba bastante bien, pero seguía sin contar con todo el dinero y si hay algo que nunca me gustó fue pagar intereses. Para mi asombro, aparte del 15% menos, estaba la posibilidad de pagar con un plan de cuotas propio y  sin interés. Las palabras de Kiyosaki me venían a la mente:

 “¿Por qué adquirir inteligencia financiera, o  prepararse?, simplemente para TENER MÁS OPCIONES”.

¿Cómo nadie me había mencionado que existían todas estas opciones y ventajas de pagar en cuotas una propiedad nueva sin interés a un precio congelado mientras yo veía que el valor de los bienes raíces subían claramente?. Comencé a entender un poco más de lo que Robert Kiyosaki hablaba.

Esto se ponía cada vez mejor, pero aun tenía que solucionar bien el tema del dinero o al menos necesitaba conseguir más tiempo, para poder obtenerlo. Pero algo era seguro, tenía que realizar el trato lo antes posible para congelar el precio. Al ver que aun faltaban vender varias unidades en el edificio, pensé que tendrían cierta necesidad de efectivo y de asegurarse las ventas lo antes posible. Este tipo de obras muchas veces se realizan con DOP, es decir, el dinero de otras personas, lo que van recaudando en tiempo real. A mayor entrada de dinero, más se acelera la construcción, a menos entrada de dinero, la velocidad disminuye.


EL TRATO

El contrato era el momento de poner las condiciones, “las palabras se la lleva el viento” dice un dicho, asi que cerraba un trato provechoso allí o no lo podría hacer luego.

Pude llegar a un arreglo bastante provechoso. Entregaría solo una parte de mi dinero, el mínimo posible como entrada, para firmar el contrato, (me aseguré de que el vendedor soltara la cifra mínima para entrar). Con esto congelaba el precio y ya obtenía además del 15% menos, lo que aumentara la propiedad hasta el tiempo de entrega, y yo no tenía apuros. Vaya a saber si por ansiedad de vender o qué, pero creo que el vendedor pensó todo el tiempo lo contrario, que yo estaba apurado para la entrega y en todo momento me aseguraba que sería muy próxima, quizás el pensaba que estaba apurado por mudarme.

Yo no era un experto en construcción ni en propiedades, pero al estar meses antes interrogantendo y observando, me había dado cuenta que era muy probable que no llegaran a entregar en esa fecha y más tratándose de una obra en construcción donde siempre surgen atrasos, aparte también contaba con la información de que esta constructora ya se había retrasado en otras oportunidades.

Por lo tanto, solicité que estuviera por contrato la entrega de la vivienda en la fecha establecida por el vendedor, con tres meses de gracia máximo, y luego, pasada esa fecha, yo recibiría un porcentaje de descuento diario por cada día de atraso. Sin ningún tipo de objeción, el trato marchaba de común acuerdo.

Lo último, el dinero faltante. Tenía dos opciones, cuotas chicas mensuales o cuotas grandes cada unos cuantos meses. Propuse las cuotas grandes porque contaba con la esperanza de tener más tiempo para reunir lo necesario para la cuota 2 de 3. La primera fue al momento de firmar el boleto. Me aseguré que la última cuota fuera la de mayor dinero por dos cosas, la principal era que no tenía ese dinero aun y la otra era que si la obra se retrasaba como pensaba que pasaría, deberían hacerme el descuento correspondiente en concepto del retraso.

Al quedarme con algo de dinero en mano, la segunda cuota no se me hizo tan complicada, pero sabía que la tercera no sería tan fácil.

Pasado el tiempo como era de esperar la obra se retrazó, bastante más de lo pensado, cosa que me hacía muy feliz, contrariamente a muchas de las otras personas que querían mudarse a su departamento lo antes posible. Había personas que habían entregado casi el 90% del valor total y yo apenas el 50%. Desconozco si otros habrán arreglado el pago de un porcentaje diario por el retraso de la obra, pero por mi parte agradecí enormemente varios consejos del Padre Rico y de Robert Kiyosaki.

LA ENTREGA

Al momento de entregarme el departamento, ya contaba con:

15% de descuento inicial por entrar en pozo
+
10% del valor que había aumentado la propiedad
+
15% de descuento por el retraso
——-
40%

Solo terminé abonando el 60% del valor inicial, y esperé en total menos de 2 años. La tercera cuota terminó siendo tan accesible como las otras.

Me sentí muy contento por la ganancia, y por la muy buena primer experiencia en bienes raíces, pero me sentí feliz por  poder aplicar en mi vida lo aprendido del Padre rico y de Robert, y esa experiencia luego pasó a ser un activo intelectual que me quedó para otros negocios.

Espero que esta experiencia, te pueda ser de ayuda a ti también.

Te saluda sinceramente,
Martín Omar

Share


Lees este post gracias a LIBRO PADRE RICO PADRE POBRE
Link: http://www.libropadrericopadrepobre.com/feed/

LECCION 1: Los ricos no trabajan por dinero.

El libro me ha gustado más o menos por que hasta el momento me ha mostrado como Robert empezó con las explicaciones de sus 2 padres uno rico y uno pobre.

Los consejos que ellos le han dado a entender han sido muy sabios y con mucha sabiduría para que él pueda crecer y forjarse como persona, el padre rico quiere que él sea una persona que pueda manejar su propia empresa, y el pobre quiere que él estudie para que sea una gran persona y poder conseguir un buen trabajo en una empresa muy reconocida.
Cuando empecé a leer el libro casi no me gustaba pero ahora que ya voy más adelantado me ha gustado el libro es muy chévere y en esta lección 2 en la que voy a sido muy bacana porque le puede mostrar como los niños sin ganarse paga alguna pudieron manejar sus emociones y no dejándose llevar de la ansiedad de tomar el ofrecimiento que el padre rico les a dado.
Pero ellos ya con las enseñanzas que le a dado  el padre rico pudieron montar su propio negocio, que era una biblioteca de historietas en el sótano de la casa de Mike y contrataron a la hermana para que ella les pudiera ayudar con la biblioteca mientras que ellos no estaban.
La lección que ellos pudieron aprender fue la de ganar dinero trabajando para ellos mismos, sin trabajarle al dinero u otras personas.

Entrevista a la comunicadora Lidia Monzón

OTRAS ENTRADAS DE BLOG

Hoy entrevisto a Lidia Monzón, gran comunicadora de radio y sobre todo gran amiga mía.

Lidia además es maestra de Reiki y  tiene gran inquietud por la transformación del ser humano.

Gracias a ella conocí a tres grandes del desarrollo personal como son Mabel Katz, Félix Torán y Milagro Torres ya que ella fue la que los trajo a Las Palmas para empaparnos de su sabiduría.

Mis agradecimientos a Canarias Ahora Radio, por prestarme el estudio de grabación para esta entrevista, todo un lujazo.

www.lidiamonzon.com

Si quieres escuchar esta entrevista en audio pincha aquí

Hola  Lidia, cuéntanos  un poco sobre ti  y cómo te incursionaste en el mundo del desarrollo personal.

Primero que todo, saludar a todas tus seguidoras, Ana de la Coach de la Empresaria. Esto comenzó como sucede en muchas cosas en la vida de forma casual, pero también sabemos que las casualidades no existen. Yo he ido descubriendo poco a poco que lo que a mí me ha hecho mucho bien es el crecimiento personal.

Empecé con la meditación, primera técnica que aprendí  y sigo practicando, pues me parece que es la fuente de todo ese crecimiento y transformación del ser humano que nos toca vivir en este momento.

Y por ahí ya tiramos del hilo de la vida, que me llevó a conocer a otros grandes antes de las personas que tú has comentado, como son el padre Vela y de padre Navarrete. Porque estamos hablando de veintitantos años atrás y todavía en Las Palmas de Gran Canaria el crecimiento personal venía unido a la religión.

Había grandes Jesuitas en aquel momento que tenían una formación renovada de lo que era el ser humano, y ellos fueron mis grandes maestros junto con mi querida Lali Ceballos que fue mi profesora de meditación con las que compartimos muchas cosas. Estamos hablando de mucho tiempo atrás.

Cuéntame como comienza tu afición por la radio

Fue casual también, esto vino unido al Reiki. Me has nombrado antes como maestra de Reiki, efectivamente, es cuando yo aprendí la maestría de Reiki con mi gran maestra Milagro Torres que aprendió directamente de la fuente, en japón.  Y me consiguió transmitir el reiki como un modo de vida,  no sólo esa técnica de imponer  unas manos de colocar a alguien en la camilla, eso que hago alguna vez.

El reiki va contigo siempre, desde que te levantas hasta que te acuestas. Y además es un reiki muy práctico que vale para cada momento. Fue entonces que me invitaron a mí a un programa de radio a hablar de reiki, y  gustó mi voz. Entonces me propusieron hacer algún programa. El nombre del programa se decidió rápidamente pues queríamos dar luz “Momentos de Luz”.

Ahí nació en Septiembre de 2006 mi programa “Momentos de Luz”. Al principio compartí los micrófonos con Marta Rodríguez mi profesora de Tai Chi, luego ella por sus ocupaciones lo dejó, y me quedé llevando yo sola el programa. Y yo feliz porque aquí he descubierto que puedo llevar a cabo mi gran misión que es la de comunicar y acercar toda la información que ha sido buena para mí a los demás.

Háblame de tu experiencia en el mundo del Reiki

Siempre que puedo transmito a las personas que hablo del Reiki, que este es el amor incondicional en acción, yo lo definiría así. Hay una serie de principios que el Reiki te enseña y que haciéndolos cada día, desde luego la vida va a ir mejor, y se provoca un cambio en nosotros mismos.

Ha sido para mí un gran cambio, una gran transformación hacerme Reiki a mí, ya que primero hay que hacerlo con uno mismo, y luego también lo he vivido en los demás. He tenido la fortuna de compartir con mi maestra cada uno de esos talleres que ella ha ido dando con lo que he visto también el crecimiento de los demás, no sólo mi experiencia personal, sino participar en el crecimiento de los demás.

Siento que es una gran herramienta incluso hoy en el siglo XXI, es de tiempo atrás pero sigue estando de total actualidad por todas las cosas que trae a nuestra vida. Momentos en los que nada vale el Reiki vale y eso para mí tiene mucho valor. Una vida en la que todos corremos, nos sentimos estresados, incorporar el amor incondicional en acción a nuestra vida es algo a lo que estaré siempre agradecida por lo que me ha proporcionado.

Contra lo que cree la gente, mediante el Reiki no se contagia nada, ni se pega nada. Simplemente estás transmitiendo una energía que no es tuya, sino que viene a través de ti. Tú simplemente eres un canal, pero el beneficio también te lo llevas tú porque pasa a través de ti.

Yo tengo que reconocer que cuando he hecho tratamientos largos con personas, como me pasó contigo, yo he sentido también los beneficios en mi vida personal y física. Reconozco que esos momentos son como muy íntimos que además me unen a la persona.

¿Qué consejo les darías a las mujeres emprendedoras, empresarias, o las que quieren llegar a serlo?

Siento que te ocupas de una tarea muy importante Ana, ya que ayudar a las mujeres empresarias en este siglo XXI tan cambiante es una gran tarea. Yo sé que tienes muchas personas que han dado cambios importantes en su vida a nivel empresarial a las que has ayudado y has aconsejado.

Hay un punto que no puedo dejar de comunicar y es que: “No hay éxito profesional ni financiero, si no hay un trabajo interior” el trabajo interior pasa por lo que hemos hablado antes. Si no hay transformación, si no hay crecimiento humano de ese ser espiritual que todos somos, si no miramos hacia adentro y no buscamos donde estamos y quienes somos, sin dejar salir lo mejor que llevamos dentro.

Los otros éxitos podrán salir en un momento determinado pero también podrán apagarse fácilmente.

Muchas gracias Lidia, hace tiempo que tenía ganas de entrevistarte y ahí queda para las lectoras, que espero que lo disfruten y saquen el gran aprendizaje que nos has transmitido.

Gracias a ti Ana y por supuesto el mensaje, no dejen de crecer por dentro y por fuera.

SI TE GUSTí“ ESTA ENTREVISTA COMPíRTELA DESDE LOS BOTONES QUE TIENES AQUí ABAJO


Dí‰JAME TU COMENTARIO SOBRE ESTA ENTREVISTA

Gracias a {fedurl}

El tren, ¿pasa dos veces?

Lee este interesante texto acerca de El tren, ¿pasa dos veces?, escrito por Mujeres Emprendedoras-Como Ganar Dinero

Una mirada diferente, de John Maxwell, acerca de las oportunidades que alguna vez hemos dejado pasar. Para aplicar estas enseñanzas en la vida, y también en los negocios.


En las épocas anteriores a los grandes puertos, un barco algunas veces tenía que esperar la marea hasta que pudiera llegar al muelle. El término en latín era ob porter, que significa un barco que espera cerca de un puerto el momento cuando a su turno la marea lo lleve a destino.

La palabra inglesa “oportunidad” deriva de este significado original. El capitán y toda la tripulación estaban listos y esperaban por ese momento, porque sabían que si lo perdían tendrían que esperar otra marea para entrar a puerto.

Shakespeare usó el trasfondo del significado exacto de la palabra “oportunidad” y lo transformó en uno de sus más famosos pasajes:
Hay una marea en los asuntos de los hombres, la cual, tomada en su fluir, lleva a la fortuna; omitida, todo el viaje de su vida está atado a dificultades y miserias. En tan abundante mar estamos ahora a flote; y debemos tomar la corriente cuando sirve, o perder nuestras venturas.

Sin dudas, debemos movernos rápida cuando la marea está alta para entrar al puerto. La demora nos impedirá lograr nuestro objetivo. Sin embargo, no estoy total convencido de que todo está perdido si permitimos que una oportunidad pase de largo sin atraparla.

Las oportunidades, como las mareas, con frecuencia vendrán nueva para darnos una segunda oportunidad para alcanzar nuestra meta. La oportunidad puede ser nuestra  segunda vez.

1. La oportunidad viene más de una vez, si somos pacientes: Tal como la marea viene y va, así lo hacen las oportunidades. Con frecuencia después de perder una oportunidad, he intentado el principio de la paciencia. Trate de crear la misma atmósfera que estaba presente cuando la oportunidad llamó la primera vez. Prepárese durante este tiempo de espera así la oportunidad no lo pasará nueva.

2. Las oportunidades vienen más de una vez, si las esperamos: Estoy convencido de que las oportunidades siempre rodean a las personas. El problema no es la falta de oportunidades, sino la falta de habilidad de ver estas preciosas oportunidades y así perderlas. Las oportunidades para el éxito en este mundo son tan grandes como es nuestra imaginación para soñarlas, pero no podemos verlas cuando estamos deprimidoscon nosotros mismos y con el mundo.

Cuando yo era un jovencito, me deleitaba ir al parque de la ciudad antes de Pascuas para unirme a otros chicos en la cacería anual de huevos. El primer año que fui aprendí una lección valiosa. Antes de que comenzara la cacería había ubicado un huevo debajo de un arbusto. Puse mi vista en ese huevo y rápida corrí hacia él cuando se inició la carrera. Otro muchacho lo vio también y me ganó. Me quedé desalentado pues pensaba que había pasado mi oportunidad.

Mientras estaba allí quieto mirando el suelo, otros chicos se escurrían por todos lados y encontraban otros huevos. Yo había permitido que una oportunidad perdida me impidiera buscar otros huevos. En lugar de tener una canasta llena de huevos, volví a casa con las manos vacías. ¿Por qué? Fracasé en darme cuenta de que había muchos más huevos en el parque que esperaban ser encontrados por quien pudiera verlos.

¿Qué son los inventores? Gente que ve la oportunidad en las cosas que otros no ven, personas cuyos sentidos están vivos a las posibilidades creativas. Los inventores fracasan muchas veces; sin embargo, se dan cuenta que cuanto más trabajan, cuanto más estudian y cuanto más de cerca miran, mayores son las posibilidades de tener éxito.

3. La oportunidad viene más de una vez, si constante golpeamos a su puerta: La oportunidad no es una mera posibilidad o un acontecimiento fortuito. Con frecuencia usted deberá producir sus oportunidades. En un estudio que se hizo sobre cuatrocientos eminentes hombres y mujeres del siglo pasado, los investigadores concluyeron que tres cuartas partes de estas celebridades habían tenido una discapacidad en su juventud por tragedias, incapacidad o grandes frustraciones, y habían superado estos problemas para alcanzar las posiciones de renombre y hacer sus contribuciones para otros.

No tenga autocompasión si está limitado en sus habilidades y talentos. El mundo está lleno de oportunidades detrás de las puertas cerradas, así que, comience a golpearlas.

4. Las oportunidades vienen más de una vez, si estamos deseosos de intentar otras avenidas para alcanzar nuestra meta: Tal vez, perdió la primer marea. ¿Hay otra? Quizás debería intentar un puerto distinto. ¿No hay más que una forma de subir a la montaña del éxito? No se desanime o sienta que sus oportunidades de ser feliz se han ido para siempre. Siéntese, analice, planifique y luego muévase hacia su meta, vaya por otro camino.

El básquetbol fue muy importante para mí mientras crecía. Durante el verano los jugadores fueron a un campamento por un par de semanas para desarrollar sus habilidades y aprender otras nuevas. No pude ir al campamento por causa de otros compromisos. Sentí que había perdido la oportunidad y que eso iba a influir sobre mis chances de ser primero.

En lugar de llorar sobre la oportunidad perdida, desarrollé otro plan. Entrené dos veces al día durante el verano para cubrir mi ausencia en el campamento. ¡Mi estrategia resultó!

¿Cuál es su estrategia cuando la oportunidad se ha ido? Recuerde: habrá otra chance si es paciente, busque, golpee y desee transitar por otro camino a fin de alcanzar la misma meta.

Las oportunidades de éxito en este mundo son tan grandes como es nuestra imaginación para soñarlas, pero no podemos verlas cuando estamos deprimidos con nosotros mismos y con el mundo

Los inventores fracasan muchas veces; sin embargo, se dan cuenta que cuanto más trabajan, cuanto más estudian y cuanto más de cerca miran, mayores son las posibilidades de tener éxito.

El contenido de esta entrada es gracias al autor de Mujeres Emprendedoras-Como Ganar Dinero

http://mujeresemprendedorascba.blogspot.com/2011/10/el-tren-pasa-dos-veces.html

Frases de educación financiera

Lee este interesante texto acerca de Frases de educación financiera, escrito por Mujeres Emprendedoras-Como Ganar Dinero


Robert Kiyosaki, el autor de Padre Rico Padre Pobre, deja sus enseñanzas a través de estas citas acerca del dinero:
“Sólo tienes un cierto número de horas en un día y un límite para las que puedes trabajar. Entonces, ¿Por qué trabajar dura para conseguir dinero? Aprende a hacer que el dinero y la gente trabajen para ti y serás libre para hacer las cosas importantes”. 
“Escuchar es más importante que hablar. Si esto no fuera cierto, Dios no nos hubiera dado dos oídos y una boca. Demasiadas personas piensan con su boca en vez de escuchar para absorber nuevas ideas y posibilidades. Discuten, en lugar de preguntar.” 
“Yo quiero que la gente sepa que tienen el poder y la capacidad para tener todo el dinero que deseen…Si lo desean. Y ese poder no se encuentra en el dinero. El poder no se encuentra fuera de ellos. El poder se encuentra en sus ideas. No tiene que ver con el dinero, sino con el poder…El poder de sus ideas.”
“No es el más inteligente quien va adelante, sino el que se atreve. “
“La riqueza es la capacidad de una persona para sobrevivir cierto número de días en el futuro…Si dejas de trabajar el día de hoy, ¿Cuántos días sobrevivirás?”
“Construir un negocio es la manera en que los ricos se han hecho muy ricos. “
 (..) “Tu solo puedes comprar tanto como puedas vender”, dijo padre rico. “Si tu quieres compra algo, tienes que vender algo primero. Es por eso que tu capacidad para vender es la habilidad numero uno. Tú tienes que vender primero algo para que después puedas comprar algo”. 
“Las habilidades es lo que te hacen rico, no las teorías.” 
La mayoría de la gente es entrenada para pensar en términos de ser pagado por un trabajo, en vez de pensar en términos de cuanta gente puede servir. Mi padre rico decía: “Mientras a más personas sirvas, más rico serás”.

“No puedo comprarlo” vs “¿Cómo puedo comprarlo?”

“Estudia duro para que encuentres una buena compañía para la cual trabajar” vs “Estudia duro para que encuentres una buena compañía que comprar”

“En lo que se refiere al dinero, juega a lo seguro y no tomes riesgos” vs “Aprende a manejar el riesgo”.

“Nuestra casa es nuestra inversión más grande” vs “Nuestra casa es un pasivo”

“En vez de escribir un excelente CV para conseguir empleo, aprende a armar un plan de negocios que genere empleos”

“Ganar es no tener miedo de perder”

“El fracaso es parte del éxito”

“El rico se enfoca en su columna de activos, mientras que todos los demás se enfocan en sus columnas de ingresos

“Conocé la ley porque es más caro no conocerla”

“El activo más poderoso con el que contamos es nuestra

El contenido de esta entrada es gracias al autor de Mujeres Emprendedoras-Como Ganar Dinero

http://mujeresemprendedorascba.blogspot.com/2012/01/frases-de-educacion-financiera.html

La sede de Despertar Financiero: Un curso para la vida

Cada esfuerzo lleva su recompensa y este no ha sido en vano, la sede de Despertar Financiero ahora muestra su esplendor, su grandeza y su brillo.

Un aprendizaje que por si mismo es un curso completo, que cantidad de enseñanzas me ha dejado este proceso, en otros artículos comentare sobre ello.

Un proyecto que no se hubiera podido realizar si nuestra realidad no se hubiera expandido, si nuestros sueños fuesen pequeños y nos dejáramos llevar por la comodidad, sin ninguna preocupación.

Ahora con la sede ya levantada, llegan nuevos desafíos, nuevos problemas por afrontar, nuestra realidad tendrá que expandirse nuevamente para poder afrontar esos nuevos desafíos, para poder crecer mas.

La incomodidad (de la obra) nos hizo actuar, nos hizo buscar soluciones, mirar otras oportunidades, escuchar distintas opiniones, crecimos, maduramos, el proyecto fue grande, y tuvimos que ser más grandes que el proyecto, ese fue el desafío. Ser más grandes que el problema; allí es donde crecemos.


Lees este post gracias a Midespertarfinanciero
Link: http://midespertarfinanciero.wordpress.com/feed/