Archivo de la etiqueta: proyecto empresarial

TRÁMITES DE CONSTITUCIÓN

constituciónUna vez que hemos decidido qué forma jurídica tendrá nuestro proyecto de empresa nos corresponde analizar qué trámites hemos de seguir para crear la citada empresa a efectos de derecho.

Así, se hace necesario conocer:

  • El trámite en sí, lo que implica conocer,
  • El organismo al que hay que acudir,
  • La documentación a cumplimentar y
  • El plazo que implica y
  • El coste del trámite, en el caso de que lo tenga.

Para conocer cada uno de estos pasos, se proponen una serie de fuentes, como por ejemplo:


Leiste este post gracias a PROYECTO EMPRESARIAL 2.0 – I.E.S. Consaburum – Consuegra (Toledo)
http://proyectoempresarial.wordpress.com/2011/10/17/tramites-de-constitucion/

TRíMITES DE CONSTITUCIÓN

constituciónUna vez que hemos decidido qué forma jurídica tendrá nuestro proyecto de empresa nos corresponde analizar qué trámites hemos de seguir para crear la citada empresa a efectos de derecho.

Así, se hace necesario conocer:

  • El trámite en sí, lo que implica conocer,
  • El organismo al que hay que acudir,
  • La documentación a cumplimentar y
  • El plazo que implica y
  • El coste del trámite, en el caso de que lo tenga.

Para conocer cada uno de estos pasos, se proponen una serie de fuentes, como por ejemplo:

  • Direción General de la PYME.
  • Crear-empresas.
  • Las asesorias.
  • Sociedades Limitadas.
  • Autoempleo mujer.


Leiste este post gracias a PROYECTO EMPRESARIAL 2.0 – I.E.S. Consaburum – Consuegra (Toledo)
http://proyectoempresarial.wordpress.com/2011/10/17/tramites-de-constitucion/

EL EFECTO FISCAL SOBRE LA FORMA JURÍDICA

Una vez que hemos analizado los impuestos sobre la renta que gravan la actividad empresarial debemos hacer la comparación entre ambos con el fin de conocer con que impuesto se paga menos. El siguiente artículo nos muestra la comparativa en fucnión de los posibles beneficios de la empresa:

View this document on Scribd

Estos cálculos se refieren al año 2009. El alumnado debe buscar la información necesaria para simular la liquidación de IRPF e IS para el año 2011.


Leiste este post gracias a PROYECTO EMPRESARIAL 2.0 – I.E.S. Consaburum – Consuegra (Toledo)
http://proyectoempresarial.wordpress.com/2011/10/14/el-efecto-fiscal-sobre-la-formna-juridica/

EL EFECTO FISCAL SOBRE LA FORMA JURíDICA

Una vez que hemos analizado los impuestos sobre la renta que gravan la actividad empresarial debemos hacer la comparación entre ambos con el fin de conocer con que impuesto se paga menos. El siguiente artículo nos muestra la comparativa en fucnión de los posibles beneficios de la empresa:

View this document on Scribd


Leiste este post gracias a PROYECTO EMPRESARIAL 2.0 – I.E.S. Consaburum – Consuegra (Toledo)
http://proyectoempresarial.wordpress.com/2011/10/14/el-efecto-fiscal-sobre-la-formna-juridica/

Crea tu Empresa

Lee este interesante texto acerca de Crea tu Empresa, escrito por Empresas Pymes Blog

¿Qué es lo que se quiere hacer?

Lo primero que se tiene que saber a la hora de emprender un negocio empresarial es qué se quiere hacer, es decir, qué proyecto de negocio tenemos.

A ello se suele llegar por dos caminos distintos:

Se nos ocurre una idea de negocio nueva, original, que no existe en el mercado, que nos va a llevar a abrir nuevos mercados, nuevas necesidades, etc; desarrollando un producto o servicio que ya existe y lo que hacemos es darle otro aire nuevo, otra forma de poder captar las necesidades que se habían creado pero que no han quedado satisfechas por alguna razón que nosotros hemos detectado y valorado como importante.

¿Quién va a formar parte del proyecto?

En este punto es donde tenemos que definir cuales son los integrantes del proyecto. El proyecto lo podemos desarrollar con diferentes agentes:

Los promotores del proyecto única. Este sería el caso más lógico. La idea surge de una o varias personas que, en un momento determinado y por unas circunstancias determinadas, deciden emprender una aventura empresarial. Sería el caso de socios trabajadores.

Otra manera de crear empresa es ser socio capitalista, es decir, que el promotor tenga una idea y los recursos suficientes para crear una empresa pero carece completa del compromiso del trabajo diario por lo que contrata tanto a directivos como a empleados para que lleven a cabo el negocio mientras que el promotor sólo participa económica de la misma.

Los promotores del proyecto más externa. Este sería el caso en el que el promotor/es tiene una idea pero carecen de recursos para poder llevarla a cabo. Esta carencia de recursos no tienen el porque ser única monetarios también pueden ser de capacitación empresarial o de dominio de las características básicas de la idea. Es decir, podemos tener necesidades de socios capitalistas, de socios trabajadores que aporten además capital o, simple, de los recursos humanos capacitados para poder desempeñar eficiente la actividad empresarial.

¿Cómo se va a implementar la idea?

Aparece en este punto una de las características básicas de cualquier proyecto que se quiera emprender, tanto profesional como personal.

Es el momento de la planificación.

En este momento el emprendedor ha de concienciarse del sacrificio que va a suponer poner en marcha un proyecto y por eso ha de reflexionar de manera importante cómo va a desarrollarlo.

El plan de empresa es la herramienta funda para ello. En el plan de empresa, entre otras cosas que más tarde trataremos y que tienen que estar incluidas en él, tendrá que describir qué estrategias vamos a seguir para llevar a nuestra empresa hacia los objetivos que nos hayamos fijado. A este respecto son fundaes las herramientas de marketing. Ellas serán las que guíen los pasos a tener en cuenta para que la empresa pueda tener el éxito esperado.

¿Dónde se va a establecer la empresa?

Cuando ya sabemos qué queremos hacer, con quién lo vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer hay que decidir dónde vamos a desarrollar la idea empresarial.

Este es un punto importante porque puede afectar en gran manera el éxito de la empresa.

Hay que tener en cuenta que la localización geográfica de la empresa nos puede traer una serie de ventajas que se pueden volver inconvenientes si erramos en la elección. Entre estas ventajas podemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Hay que situarse cerca del potencial cliente.

Hay que tener una localización cercana a los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial.

Si no acertáramos en cualquiera de los dos epígrafes anteriores tendríamos el peligro de correr con una serie de gastos (si pagamos los desplazamientos o transportes), o con una serie de menores ingresos (si cobramos por producto o servicio una menor cuantía de la debida), que podrían hacer peligrar el desarrollo futuro del proyecto.

¿Cuándo vamos a comenzar a trabajar?

El momento en el que la empresa debe empezar la andadura es una decisión pura estratégica.

Hay factores que pueden hacer que tomemos una decisión u otra. Así habrá que tener en cuenta factores como podrían ser: el plazo en el pago de impuestos, esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, etc.

En cuanto a los plazos para empezar a trabajar van a depender de las posibilidades con las que cuenten los promotores para comenzar la andadura del proyecto y, aunque es interesante marcarse plazos como objetivos empresariales así como para saber el grado de interés que se muestra al proyecto por parte de todos y cada uno de los promotores del mismo, cada proyecto requiere de un tiempo de planificación distinto.

¿Con qué contamos para empezar?

Es hora de ver con qué recursos cuentan los promotores para empezar a trabajar. Los recursos que hay que tener en cuenta son de distintos tipos:

Fundaes resultan los recursos económicos con los que podemos hacer frente al inicio de la actividad y con los que ya podamos contar.

También interesante el conocer los recursos humanos necesarios para comenzar. En función del resultado que nos den los recursos del inicio variaremos o no nuestra planificación al respecto de los mismos.

Una red de contactos resulta algo funda en la sociedad actual. Esta red de contactos nos va a permitir conseguir diferentes contactos con proveedores de mayor o menor calidad (en función de nuestras necesidades) y, lo más difícil para una empresa que empieza, los primeros clientes. Por eso hay que contar con esa red o con los contactos suficientes para poder empezar a crearla.

¿Para qué queremos realizar el proyecto empresarial?

La fijación de unos objetivos empresariales es necesaria. Sin ellos no se puede llevar a cabo dos de los procesos fundaes en la función estratégica de la empresa, a saber, la planificación y el control.

Gracias a la fijación de unos objetivos a corto, medio y largo plazo podemos marcar las diferentes estrategias a seguir. La planificación trata sobre eso, es decir, ver el cómo actuará estratégica y económica la empresa en el futuro, ya sea más o menos lejano ese futuro.

Por la otra parte el control hace saber si la empresa funciona como se ha planificado o no. La planificación viene marcada por unos objetivos que la fase de control tratará de vigilar para así poder actuar de forma correctora sobre las políticas estratégicas tomadas en la fase de planificación.

¿De qué forma vamos a crear el negocio para aprovechar la legalidad vigente?

Hay que ver, una vez analizado el proyecto y nuestra capacitación para poder llevarlo a cabo, qué entorno legislativo afecta o puede afectar a la empresa.

Así puede ser funda el llevar a cabo un estudio acerca de qué forma jurídica es la mejor para la actividad que realiza la empresa. Para ello hay que saber cuáles existen y cuales nos podemos acoger para decidir entre una u otra.

Gracias a ello podemos optar a mejoras económicas que saneen la empresa como pueden ser: el pago de menos impuestos, el acceso a s y subvenciones que se ofrecen a determinadas formas, acceso a financiación, etc.

¿A quién le vamos a vender nuestro producto o servicio?

Nuestro futuro como empresa está en nuestros clientes. Por esa razón tenemos que tener muy claro cuales son las personas o entidades a las que va dirigida nuestra actividad para poder saber qué es lo que real necesitan o qué es lo que pueden necesitar.

A este respecto es conveniente segmentar el mercado. La segmentación consiste en agrupar a los clientes en conjuntos con características diferenciadoras importantes entre unos y otros. Los conjuntos se pueden hacer en función de variables objetivas (criterios geográficos, sociológicos, demográficos, etc.) o de variables subjetivas (calidad de vida, comportamiento, estilo de vida, etc.).

¿Cuánto vamos a invertir en negocio y qué resultados vamos a obtener de él?

Este es uno de los puntos que más dudas ofrecen en la realización de cualquier plan de empresa.

Se trata de saber cuánto nos va a costar el llevar a cabo el proyecto para así poder ver si necesitamos s para la financiación del proyecto o si, por el contrario podemos con nuestros propios recursos empezar con el mismo.

En este punto hay que valorar necesidades como las siguientes:

De activos materiales e inmateriales,
De recursos humanos,
De caja,
De formación, etc.

El contenido de esta entrada es gracias al autor de Empresas Pymes Blog

http://www.empresaspymesblog.com.ar/crea-tu-empresa/

Pasos a seguir para alcanzar tus Metas y Objetivos

MíS ARTICULOS DE OTROS

La acción puede que no siempre traiga la felicidad

 pero no hay felicidad sin acción.

Benjamin Disraeli

 

El primer paso para lograr cambios positivos y reales que perduren en el tiempo, es determinar qué es lo que quieres. Pregúntate ¿Qué es lo que quiero alcanzar en la vida? ¿Mis objetivos y metas van de la mano con mis sueños?

Para ayudarte a responder esta interrogante, es recomendable que lo hagas en un estado de calma y serenidad mental y emocional. Si tienes práctica haciendo meditación o ejercicios de relajación, hazlos. Si te es difícil hacerlo por ti mismo, te sugiero hacer mi Meditación del  Aquí y Ahora.

Luego hablaremos un poco sobre la importancia de la meditación.

El siguiente paso es establecer cuáles son tus fortalezas y de qué manera estas pueden ayudarte en la consecución de tus  metas a corto y largo plazo, así como cuáles son tus carencias y cómo puedes trabajar en ellas.

Una vez aquí, comienza a  implementar tu plan de acción. Escoge un día, márcalo en tu calendario y comienza a trabajar.

Es importante que a medida que vayas trabajando en tu plan de acción, vayas midiendo tus logros, evaluándolos y decidiendo cuáles son los pasos siguientes a seguir.

Si sientes o piensas que este plan de acción no es el más correcto o descubres que las metas que te pusiste no son tan importantes para ti, simplemente cierra ese capítulo y abre uno nuevo, establece nuevas metas y un nuevo plan de acción a seguir.

Toma 100% responsabilidad de ti mismo, celebra tus logros y estarás en el camino indicado para triunfar.

El próximo paso es tomar ¡ACCIí“N! Puedes tener las ideas más excitantes, pero si no tomas acción es imposible que esas ideas maravillosas y únicas se manifiesten en este plano.

Toma tu taza de café o de té o tu bebida favorita y ¡a divertirte!! Atrás quedaron esos días de indecisión y estancamiento ¡HOY es tu gran día! Hoy es tu día de tomar ¡ACCIí“N!.

Toma un cuaderno o una libreta que te guste, y escribe:

“HOY (escribe la fecha), YO (tu nombre) comienzo un nueva vida. HOY (repite la fecha), es el primer día del resto de mi vida, de una vida llena de logros y sueños cumplidos. HOY, YO (tu nombre y escribe nuevamente la fecha) estoy empezando a diseñar mi futuro.”

Cómo escribir una meta

Existen 3 simples reglas para que una meta sea realizable.

1.- Expresarla en positivo.

Por ejemplo: Quiero adelgazar.  No expreses lo que NO quieres lograr. Visualízate a ti mismo atractivo, luciendo como te gustaría. Elimina de tus pensamientos la palabra “no”.

2.- Que sea específica.

Cuando expreses lo que quieres lograr, mientras más detalles agregues, más fácil te será visualizarla. Qué quieres lograr y cuándo lo lograrás, dónde, y si es posible con quién lo lograrás. Esto te dará más chance de hacerla realidad.

3.- Tener la certeza de que las lograrás.

Tener la certeza de que lograrás tus metas, sentir, creer que eres capaz de alcanzar lo que te propongas, es un ingrediente indispensable para conseguir lo que te propongas en esta vida. La meta debes visualizarla, olerla, saborearla, ser capaz de tocarla, concebirla con todos tus sentidos, impregnarla en todo tu ser, mentalmente, emocionalmente, espiritualmente para luego traerla a la manifestación.

Déjame mostrarte algunos ejemplos sobre cómo expresar una meta:

Quiero encontrar un trabajo como administrador, (está expresada en positivo, pero sin la certeza de que soy capaz de lograrlo).

Voy a encontrar un trabajo como administrador, (está expresada en positivo y yo sé que lo voy a lograr).

Voy a encontrar un trabajo como administrador en Nestlé el 1ro. de Octubre de 2011, (en este caso, la meta está expresada en positivo y es específica).

¡Piensa en grande!

Conlleva el mismo esfuerzo visualizarte logrando algo pequeño que algo grande. Por el hecho de que te vizualices convirtiéndote en el Presidente de la empresa, no quiere decir que vas a tener que hacer un esfuerzo de visualización mayor.

Entonces ¿Por qué no verte a ti mismo en la posición más alta? ¿Por qué no verte a ti mismo luciendo como una o un modelo?

En muchos casos los padres inculcan a sus hijos la idea de que tienen que estudiar, sacar una carrera y lograr un “buen trabajo”. Pero ¿Qué significa lograr un buen trabajo? Según sea la consciencia que tenga ese padre o esa madre sobre lo que es “lograr un buen trabajo”, eso será lo que el hijo hará por sí mismo… posiblemente.

Si eso fué lo que te inculcaron en casa, y nadie duda, que con la mejor intención ¿No crees que es hora de desaprender lo aprendido y reeducarte a ti mismo con nuevos conceptos, que te lleven de empleado medio a ser el Presidente de la empresa? De nuevo, el esfuerzo es el mismo, entonces ¿por qué no apuntas a la cima?

Por último… ¡celebra! ¡celebra! ¡celebra!

El “gusto” de la vida no es llegar a donde quieres llegar, porque una vez que estés allí, no querrás vivir por mucho tiempo en tu zona de confort, ¿verdad? En realidad vivir es disfrutar del “proceso” de llegar a la cima. Que cada pequeña meta lograda sea de inmensa alegría para tí, para poder seguir al próximo peldaño y de allí al próximo.

Por esto cada vez que veas logrado un paso, una pequeña meta ¡celebra! Sal con tus amigas, con tu pareja, ve con tus hijos a la playa, dedícate un momento de relax a ti mismo, cómete ese helado de chocolate que te encanta y que te la pasas evitándolo para no perder la dieta, se trata de celebrar tus logros.

Un pequeño helado no te hará engordar de nuevo, así que hazlo. Lo importante es que te premies a tí mismo por las cosas que estás logrando, y mantengas tu motivación bien en alto para seguir.

Me encantaría saber qué piensas, qué se te ocurre, qué agregarías. Te invito a que me des tus comentarios.

Contigo y para ti

 

Dalia Diago

www.daliadiago.com

Life Coach & Master Spirit Life Coach

Especializada en herramientas para el balance

Y propósito en la vida

COMPARTE ESTE ARTíCULO MEDIANTE LOS BOTONES QUE TIENES AQUí ABAJO


SI TE GUSTí“ EL ARTíCULO, Dí‰JAME TU COMENTARIO

Gracias a {fedurl}